Delta Servicios Financieros (Centro Sudamericano S.A.) abre sus puertas en diciembre de 1989, inicialmente como casa cambiaria (Cambio Delta), con la firme intención de satisfacer las necesidades que fueron surgiendo a partir de la expansión del mercado cambiario y financiero del país, instalando su Casa Central en pleno centro de la ciudad de Montevideo. También en forma simultánea se realiza la apertura de una sucursal en Punta del Este (Maldonado).

En función de los cambios en el mercado de pagos y con el objetivo de posicionarse cada vez más como una empresa integral de servicios financieros, en 1993 agrega a sus servicios el sistema de cobranzas de facturas de la red ABITAB en ambas sucursales.

En el año 2003 y bajo la misma filosofía de expansión de sus servicios, se inician actividades en la sucursal de Ciudad Vieja de Montevideo, centro financiero de la ciudad.

Desde sus inicios, la empresa ha ido incorporando nuevos conocimientos y servicios que permitieron acompañar el crecimiento en el mercado de cambios en general, y perfeccionar productos tales como los giros de dinero, nacionales e internacionales, así como transferencias de fondos, desde y hacia el exterior.

En febrero de 2011, se transforma en Empresa de Servicios Financieros, figura regulada y supervisada por el Banco Central del Uruguay, lo que le permite continuar brindando los servicios internacionales mencionados anteriormente.

En los últimos años se han realizado importantes inversiones en instalaciones, software y recursos humanos, así como también en elementos destinados a mejorar los controles acordes a los estándares internacionales en materia de riesgos y prevención del lavado de activos y financiamiento del terrorismo, todo con la finalidad de poder brindarle a los Clientes mejores servicios con los niveles de seguridad adecuados.

La empresa dispone de un novedoso modulo informático que permite a los Clientes acceder a la información sobre el estado de todas sus transacciones vía Web.

En el año 2013 la empresa se adhiere a SWIFT, empresa líder a nivel mundial en el servicio de mensajería bancaria y financiera. Su código internacional es: CSDRUYMM, mediante el cual se identifica en la red bancaria mundial, lo que permite brindar mejores soluciones a los clientes, y agilizar el servicio de transferencias de fondos al exterior.

A fines del mismo año, se abre una nueva sucursal, en Punta del Este, llegando en total a cuatro sucursales. La empresa incorporó un local más moderno, más cómodo y con más privacidad, para mejorar la atención de sus Clientes.

Su reputación institucional y la capacidad para adaptarse a los cambios en el sistema financiero local e internacional en todos estos años, le han permitido posicionarse como un referente en servicios financieros.

Actualmente la organización cuenta con un grado de certificación internacional en materia de prevención de lavado de activos y financiamiento del terrorismo otorgado por una consultora internacional. Este grado de certificación implica la capacitación permanente de todo el personal y la revisión sistemática de los procesos de control en la materia.

Existe en la organización, tanto en su directorio como en su personal, un alto grado de compromiso por la mejora permanente en la prestación de sus servicios, en la atención de sus Clientes, en la adaptación a las nuevas necesidades en el mercado financiero local e internacional, en la seguridad de sus operaciones y en los aspectos referentes a la prevención en materia de lavado de activos y de financiamiento del terrorismo.

Nota: Delta Servicios Financieros (Centro Sudamericano S.A.) es una empresa de Servicios Financieros regulada y supervisada por el Banco Central del Uruguay. Esta entidad financiera NO ESTA AUTORIZADA A RECIBIR DEPÓSITOS. Por más información ver: www.bcu.gub.uy.